Piscinas para perros

Encuentra las mejores piscinas para perros

En verano, sobre todo los días más calurosos, nuestras mascotas también sufren el calor. Los perros son los más afectados por el calor, por eso una piscina para perros es una buena opción para el verano.

A la mayoría de las razas de perros les encanta el agua y bañarse, con la piscina para perros podrá disfrutar del agua y lo más importante, refrescarse.

Cómo son las piscinas para perros

Lo cierto es que hay una gran variedad de piscinas para perros, hay piscinas hinchables que son resistentes para perros, otras de PVC, piscinas para perros de plástico duro, o especialmente diseñadas para mascotas.

Además, hay distintos modelos según el tamaño de tu mascota, hay piscinas para perros grandes y otras que son más pequeñas para razas medianas o pequeñas.

Comprar una piscina para perros hará que tu mascota pueda estar en contacto con el agua cuando le apetezca. Esto no solo es bueno para que se refresque los días más calurosos sino también para que juegue y se divierta (y canse) en el agua.

piscina para perros

Estas piscinas son muy sencillas de montar y son resistentes para cualquier tipo de perro. Además son piscinas que suelen durar mucho tiempo y son baratas ¡es un entretenimiento perfecto para tu mascota!

Las piscinas para perros son sencillas de limpiar y la mayoría incluyen un sistema de drenado para vaciar el agua de manera sencilla.

ModeloFEMORToozeyDoggy Pool
Imagenpiscinas para perrospiscina para perros
Dimensiones160 cm x 30 cm (distintas tallas)120 x 30 cm
160 x 30 cm
120 x 30 cm
160 x 30 cm
Precio
ModeloAmzdeal BLUE CHARM Zacro
Imagenpiscina para perros pequeños
Dimensiones80 x 20 cm
120 x 30 cm
160 x 30 cm
80 x 20 cm
120 x 30 cm
160 x 30 cm
80 x 20 cm
Precio

Las 5 mejores piscinas para perros relación calidad - precio

A continuación te enseñamos las mejores piscinas para perros por su relación calidad – precio. Son piscinas con buena calidad y reseñas positivas en Amazon. Aunque comprar una piscina para perros siempre dependerá de sus necesidades y sitio disponible, aquí te enseñamos nuestras favoritas.

Esta es una de las piscinas para mascotas más vendidas en Amazon. Lo mejor de esta piscina para perros es que tiene para elegir entre distintas tallas (S, M, L). Este modelo L tiene un diámetro de 160 cm y 30 centímetros de profundidad, puede soportar el peso de perros de raza grande que pesen un máximo de 110 kg.

La piscina está hecha de PVC de alta calidad, es un material extra-resistente y seguro, además es muy durable e impermeable.

Además se trata de una piscina para perros plegable, esto hace que sea muy fácil de montar y desmontar y se puede guardar en cualquier lugar ya que ocupa poco espacio.

Este modelo incluye un tapón de drenaje para poder vaciar la piscina fácilmente.

Esta piscina para perros es una de nuestra favoritas. La piscina es perfecta para perros pero también es apta par los niños.

Está fabricada con material de PVC ecológico, es 100% seguro y no tóxico. Es muy resistente y el fondo es antideslizante para que los perros y niños no se resbalen.

Se trata de una piscina plegable para perros así que es muy sencilla de montar, desmontar y se puede guardar fácilmente sin ocupar mucho espacio.

Esta piscina incluye válvula de drenaje para vaciarla rápidamente y también un parche de reparación.

Está disponible en distintas medidas o tallas, de 80, 120 y 160 cm de diámetro.

Esta piscina plegable para perros está hecha de PVC ecológico y disponible en dos medidas: 120 cm de diámetro y 160 cm, de profundidad ambas 30 cm.

El fondo es antideslizante para que no resbale y tiene el suficiente espesor que hace que sea una piscina muy duradera resistente a rasguños.

Además cuenta con una válvula de drenaje para vaciar la piscina rápidamente. 

Es una piscina muy fácil de usar, solo hay que abrirla (sin inflar) y montarla. Es plegable por lo que es muy cómoda para guardar. 

Esta piscina para perros pequeños también sirve como piscina para bebés o niños pequeños. Está fabricada con PVC muy duradero de calidad superior y tiene las paredes reforzadas, esto la hace más segura para jugar con perros y niños.

La superficie es estriada para evitar deslizamientos. Tiene unas medidas de 80 cm de diámetro por 30 cm de profundidad.

Esta piscina para perros pequeños o medianos es plegable. Puedes guardarla fácilmente y ocuoa muy poco espacio. 

Este modelo de piscina para perros está disponible en tres tamaños distintos: la talla S son 80 cm x 20 cm para perros dentro de hasta 35 kg , la talla M mide 120 cm x 30 cm y es para perros hasta 55 kg, por último la talla L de 160 cm x 30 cm para perros de más de 55 kg.

La piscina está fabricada con materiales de PVC y fibra de madera. Es muy sencilla de montar y se recoge fácilmente.

Cuenta con una válvula para el desagüe del agua.

Qué tener en cuenta antes de comprar una piscina para perros

Antes de elegir el mejor modelo de piscina para perros es necesario tener en cuenta algunos puntos. De esta forma podrás elegir bien el modelo de piscina.

En primer lugar hay que decidir bien el tamaño de la piscina para perros, la capacidad de la piscina y si es adecuada para el tamaño del perro. Hay piscinas cuadradas, circulares, de distintas profundidades, etc. También hay piscinas que incluyen cubiertas, perfectas si quieres dejarla al aire libre durante todo el tiempo que esté montada. De esta forma evitarás que entren partículas, hojas o suciedad a la piscina.

También hay piscinas para perros que incluyen accesorios para mascotas, por ejemplo alfombras anti deslizantes, rampas para entrar a la piscina, manguera, depuradora o parches para reparar.

Como va a ser una piscina para perros únicamente, es importante el material de fabricación y la resistencia de la base de la piscina. Es necesario que la base de la piscina sea resistente para durar más tiempo y no rasgarse.

La piscina deberá estar situada en una superficie plana que no resbale. También es importante antes de comprar una piscina para perros fijarse en cuanto peso puede soportar, de lo contrario podría romperse. En cuanto a los materiales de fabricación de la piscina, suelen estar fabricadas en PVC o tereftalato de polietileno ya que son materiales consistentes y rígidos que resisten a arañazos o mordiscos.

A la hora de comprar una piscina para perros es recomendable elegir un modelo que tenga sistema de desagüe para vaciar la piscina. Con este sistema de desagüe se puede quitar el agua de la piscina de manera sencilla y practica, además se puede conectar a una manguera.

Piscinas de plástico para perros

Este tipo de piscinas para perros es uno de los más habituales, están hechas de material resistente y ligero. Las piscinas para perros se adaptan a cualquier entorno, además son muy resistentes para no romperse con las uñas de los animales.

Las piscinas de plástico para perros y las piscinas hinchables para mascotas suelen ser las más económicas pero dan muy buen resultado. Además la puedes dejar montada hasta que termine el verano.

Piscinas plegables para perros

Este tipo de piscinas para perros están fabricadas con materiales resistentes para aguantar tirones y las uñas de las mascotas.

El punto a favor de estas piscinas para perros es que pueden plegarse y desplegarse de manera muy sencilla. Esto permite guardar la piscina más rápidamente siempre que se quiera y ocupa menos sitio.

Tipos de piscinas para perros

Dependiendo del tamaño de tu mascota, del espacio disponible o las necesidades del perro, encontrarnos piscinas de distintos tamaños y materiales.

Piscinas para perros medianos y pequeños

Estas piscinas están pensadas para razas medianas o incluso para gatos. Suelen tener un diámetro entre 80 cm y 120 cm. La altura de esta piscina para perros es de 20-30 cm, pero no llenes la piscinas hasta arriba, el agua se caerá sino en cuanto se meta tu perro.

Por supuesto estas piscinas son muy duraderas y resisten arañazos o mordeduras.

Piscina para perros grandes

Si tu mascota es una raza de perro grande (de Labrador o Golden en adelante) necesitarás una piscina grande para perros.

Estas piscinas para mascotas también están fabricadas en materiales muy resistentes como el PVC. Además están hechas para aguantar hasta 100 kilos y pueden medir más de 120 cm de longitud.

Hay piscinas para perros grandes desmontables y otras que no hay que montar. Ambos modelos son sencillos de transportar y de guardar.